You are hereForos / Genealogy Research / Juan Gutiérrez y Altamirano y Osorio de Castilla

Juan Gutiérrez y Altamirano y Osorio de Castilla

warning: Creating default object from empty value in /home/lafamilia/nuestrosranchos.com/sites/all/modules/mailhandler/mailhandler.module on line 123.

By JoseCarlosGRG - Posted on 30 March 2011

Compañeros solicito luz en estos estudios

Juan Gutiérrez y Altamirano y Osorio de Castilla, que casó con María de Yrcio Velasco y Mendoza.

Padres de Isabel de Altamirano y Castilla

Y por otra fuente tengo Isabela de Castilla, daughter of Don Fernando Altamirano and Dona Leonor de Vera, granddaughter of Doctor Santiago de Vera, late judge of the audiencia of the Philippines and the president of that of Guadalajara

De antemano les estoy muy agradecido

Estimado José Carlos:

Realmente no he tenido éxito en poder troncar con éste a nuestra familia. Lo necesito comprobar muy bien, pero basado la cronología este Fernando Gutiérrez Altamirano también lo he visto como Altamirano en algunas ocasiones puede ser hijo de Hernando Gutiérrez Altamirano y Francisca Osorio de Castilla y como mencionastes casó a Leonor de Vera hija del presidente de la audencia de Guadalajara Dr. Santiago de Vera.

En mis archivos existe copia del concedimiento del hábito de Calatrava a Joseph Altamirano de Castilla donde muestra su genealogía y sus tres actos positivos. Nos da luz de algunas cosas a cuanto esta familia.

A cuanto Juan Gutiérrez Altamirano o Altamirano de Castilla si es probado que era hijo de Hernando Gutiérrez Altamirano y Francisca Osorio de Castilla. Dicho también era Caballero de Santiago casó a María de Ircio y Mendoza, oficialmente I condesa de Santiago de Calimaya aunque compartía su condado con su hijo primogénito. El Rey concedió este título a su hijo y la dicha según mi entendimiento por los servicios de su padre y marido respectivamente.

Altamirano de Castilla es una familia principal de la Nueva Galicia una línea pobló lugares como Guadalajara, Nochistlán y Aguascalientes donde tengo vínculo mediante las líneas de mi madre. Los otros quedaron en la ciudad de México donde se realizó la historia del condado de Santiago de Calimaya. Una línea si viajó al Perú a los fines del siglo XVI donde menciona que eran originarios de la ciudad de México en la Nueva España. Trae mucho interés esta familia.

Saludos,

Daniel Méndez Camino

I CONDESA DE SANTIAGO DE CALIMAYA

I. Doña MARÍA DE VELASCO IRCIO Y MENDOZA [María de Ircio Velasco y Mendoza, María de Velasco e Ibarra]. Nació en Nueva España, probablemente en la ciudad de México, ca. 1568. En 1613, siendo ya viuda viajó a España para estar en Madrid, junto a su padre a quién el rey había nombrado presidente del Consejo de Indias. A partir de entonces vivió en la villa y corte y al parecer no volvió a México.

En Madrid tuvo una gran actividad tanto en lo social como en lo económico, y de ella existe gran cantidad de documentación relativa a sus intereses en los libros del protocolo del escribano Diego Ruiz de Tapia, que fue el notario de la familia. Tras la muerte de su tío don Antonio de Velasco y por una cédula real fechada en Ventosilla el 17 de octubre de 1617, el rey le concedio poder gozar desde España la encomienda que disfrutaba don Antonio de Velasco. Años después, el 19 de diciembre de 1626 el monarca le otorgó por merced una renta de 2,000 ducados en indios vacos de Nueva España, libres de toda costa, pero en la sesión del Consejo de Indias celebrada el 6 de junio del año de 1630 se informaba a Felipe IV de las dificultades del Consejo para pagar la merced, mandando el monarca que se "procurará en todo caso dársela".

En 1627 nombró por su apoderado a don Clemente de Valdés, prior del consulado de la ciudad de México. Falleció en Madrid el 31 de julio de 1633. Su cadáver fue depositado "en público, acompañada de toda la corte a las diez de la noche en el Convento que llaman de don Juan de Alarcón, que es de monjas recoletas de la Orden de la Merced".

Imagen 25

Casó en la Nueva España, ca. 1584, con don JUAN GUTIÉRREZ-ALTAMIRANO Y OSORIO DE CASTILLA, nacido en México ca. 1559. Aportó a su matrimonio una enorme cantidad de propiedades en las jurisdicciones de Jiquipilco, Toluca, Metepec, San Bartolomé, Calimaya, Tepemajalco, Tlacualoya, Tlacotepec y Tenango; la posesión de las cuales originaron numerosos pleitos sostenidos por los sucesivos condes de Santiago de Calimaya con los naturales de dichas localidades. Obtuvo merced de caballero de la Orden de Santiago por real cédula del 28 de junio de 1590, y se cruzó el 23 de diciembre del mismo año en la iglesia de San Agustín de la ciudad de México. Fue elegido alcalde ordinario de México en 1591, aunque luego su nombramiento fue anulado por su suegro don Luis de Velasco, el segundo de este nombre.

Fue el segundo poseedor del III mayorazgo de Altamirano fundado por su abuelo don Juan Gutiérrez Altamirano el 30 de septiembre de 1558 ante Francisco Díaz. En 1596 era gobernador del Estado del Marquesado del Valle de Oaxaca. Desempeñó el cargo de alguacil mayor del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición realizando para ello información de genealogía y limpieza de sangre el 1 de julio de 1608.

El 22 de junio de 1608 sirvió de padrino al licenciado Hernán Carrillo Altamirano en el grado que recibió de doctor en cánones en la Real y Pontificia Universidad de México. Ese mismo año ciñó la espada y calzó las espuelas al referido doctor don Fernando Altamirano, capitán de la guardia del virrey e hijo de don Juan. Falleció en la ciudad de México a finales del año de 1610, con testamento otorgado allí el 19 de octubre de dicho año, ante la fe de Alonso Bernal, escribano real y del número de esa ciudad. Tuvieron la siguiente descendencia:

1) Doña Francisca Gutiérrez Altamirano y Velasco. Nació en México (B: Sagrario el 1 de septiembre de 1585). En dicha ciudad profesó en el convento de Regina Coeli (2 de septiembre de 1601) con el nombre de sor Francisca de Jesús, de manos del ilustre señor Alonso de Peralta, inquisidor mayor de Nueva España. Abadesa del mismo en cuatro ocasiones, en donde murió el 19 de octubre de 1661.

2) Doña María Gutiérrez Altamirano y Velasco [María de Ircio]. Nació en México (B: Sagrario el 3 de septiembre de 1586). Religiosa del mencionado convento de Regina Coeli con el nombre de sor María de San Luis (27 de julio de 1605), quien profesó ante el padre y maestro fray Pedro Ramírez, en nombre del ilustrísimo señor don fray García de Santa María Zúñiga y Mendoza, arzobispo de México. En diciembre de 1650 encabezó una de las facciones en que el convento de Regina se dividió con motivo de la elección de abadesa, y que recogió Gregorio M. de Guijo en su Diario. Murió en dicho convento el 25 de agosto de 1657, habiendo sido asimismo abadesa.

3) Don Fernando Gutiérrez Altamirano y Velasco, que al igual que su madre fue I conde de Santiago de Calimaya.

4) Don Luis Gutiérrez Altamirano y Velasco. Nació en México (B: Sagrario el 22 de junio de 1592). Fueron sus padrinos sus abuelos paternos. Falleció párvulo.

5) Doña Luisa Antonia Gutiérrez Altamirano y Velasco [Luisa de Velasco]. Nació ca. 1599/1600. Aparece mencionada en una información levantada por su madre en Madrid en noviembre de 1617 ante el escribano Diego Ruiz de Tapia, para tasar las pensiones alimenticias que deberían recibir sus hijos menores y sobre las cuales y las respectivas tutelas se le habían discernido por muerte de su marido. Fue nombrada en segundo lugar por su abuelo don Luis de Velasco y Castilla para suceder en el vínculo fundado el 28 de abril de 1617 a favor de don Nicolás Gutiérrez Altamirano y Velasco, su hermano. Contrajo primer matrimonio en España con don Juan de Velasco, III conde de Salazar, sin descendencia. Contrajo segundo matrimonio en España con don Fernando Mascareñas, conde de Castilnovo. Sin descendencia.

6) Doña Ana Gutiérrez Altamirano y Velasco [Ana de Castilla]. Nació ca. 1601/1602. Nombrada en tercer lugar por su abuelo don Luis de Velasco para suceder en el vínculo fundado el 28 de abril de 1617 a favor del referido don Nicolás Gutiérrez Altamirano y Velasco, su hermano. Falleció soltera, probablemente en Madrid, antes de 1634. Dejó por heredera de sus bienes a su sobrina doña Juana de Velasco, III marquesa de Salinas de Río Pisuerga (véase este título).

7) Don Nicolás Gutiérrez Altamirano y de Velasco [Nicolás de Velasco Altamirano]. Nació en México (B: en la capilla de San Nicolás del convento de San Agustín el 27 de septiembre de 1603, acta asentada en la parroquia del Sagrario). Fue su padrino su hermano don Fernando Altamirano. Obtuvo merced de hábito como caballero de la Orden de Santiago cruzado en su ciudad natal en 1613. Su tío don Antonio de Velasco le heredó, por escritura de cesión de 30 de junio de 1617 una encomienda de indios que tenía en Nueva España, que producía una renta de 4,000 ducados anuales. Su abuelo don Luis de Velasco fundó un vínculo con un principal de 20,000 ducados a su favor el 26 de julio de 1617. El 14 de agosto de 1628 el rey le dio licencia de pasar a la Península durante 4 años "gozando de la encomienda de indios que tenía en la Nueva España", y hasta que cumpliera veinticinco años. Fue capitán de caballos de las milicias españolas de los Estados de Flandes (1628).

En 1633 se encontraba en Nueva España, fecha en la que pasó por Orizaba. Fue castellano de la fortaleza de San Juan de Ulúa, Veracruz de 1640 a 1644. Capitán general de la isla La Española y presidente de la Real Audiencia de Santo Domingo por nombramiento de 31 de diciembre de 1643. Falleció en La Española (Santo Domingo) el 31 de diciembre de 1648, con testamento otorgado allí y fue enterrado en el convento de los dominicos de dicha isla. Contrajo matrimonio en Perpiñán, Francia, con doña María Coloma, nacida en Perpiñán (hija de don Carlos Coloma y Saa, nacido en Alicante el 9 de febrero de 1566, I marqués de Espinar (16 de septiembre de 1627), y de doña Margaretta van Liedekerke, hija a su vez de Antón van Liedekerke, señor de Moorsele y Gracht y de Louise de la Barre, con la que casó en Flandes). Dama de la infanta doña Isabel Clara Eugenia, archiduquesa de Austria.

Llegó a Santo Domingo, para reunirse con su esposo, en compañía de cuatro criados, tras realizar información el 28 de marzo de 1644. Testamento en Santo Domingo en 1645. Sin sucesión legítima.

Don Nicolás tuvo descendencia ilegítima de su unión con doña María de San Diego de Vivero y Suárez de Peredo, nacida en 1616. Fue este hijo:

1. Don Nicolás Diego de Velasco y Vivero [Nicolás Diego Suárez de Peredo Velasco y Altamirano, Nicolás de Velasco Peredo y Vivero]. Nació en Orizaba el 25 de junio de 1634. IV conde del Valle de Orizaba (véase este título). Con descendencia allí consignada.

8) Doña Beatriz Gutiérrez Altamirano y Velasco [Beatriz de Mendoza]. Nació ca. 1605/1606. No figura nombrada en 1617 en el testamento de su abuelo el marqués de Salinas de Río Pisuerga, lo que induce a pensar en su muerte prematura.

. Padres: don Luis de Velasco y Castilla. I marqués de Salinas de Río Pisuerga (véase este título). Contrajo matrimonio con doña María de Ircio y Mendoza.
AGI, Indiferente, 449, l. A2, f. 161-161v.

Real cédula fechada en Madrid el 28 diciembre 1612 a don Lope de Castilla Altamirano, tesorero de la catedral de México, dándole licencia para venir a estos reinos por dos años, acompañando a doña María Dircio, su cuñada, hija del marqués de Salinas.

. Antonia Heredia Herrera et al, Catálogo de las Consultas del Consejo de Indias. (1626-1630), Sevilla, Diputación Provincial, 1987, t. V, p. 76, 83 y 376, n. 315, 347 y 1,529.
. AGN, Bienes Nacionales, v. 644, exp. 1.
. Gerónimo Gastón de Torquemada, Gazetas y Nuevas de la Corte de España desde el año 1600 en adelante, Madrid, Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía, 1991, p. 353.
. Padres: don Hernán Gutiérrez Altamirano [Hernando Gutiérrez de Altamirano y Altamirano]. Nació en Texcoco ca. 1533-1534. El 14 de junio de 1559 ante Andrés de Cabrera, escribano, nombró por su apoderado a Juan de Salazar, procurador de la Real Audiencia. Caballero de la Orden de Santiago, familiar del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, donde presentó probanza de limpieza de sangre el 22 de febrero de 1572, habiéndose expedido auto de nombramiento el 8 de julio de dicho año; alcalde mayor de Cuernavaca por el marqués del Valle de Oaxaca en 1564, alcalde ordinario de la ciudad de México (1568, 1573) y de mesta (1569, 1574), capitán de infantería (1568). En 1569 fue uno de los llamados a formular las informaciones que levantó en México el arzobispo don Alonso de Montúfar -en obediencia a la real cédula de 23 de enero de ese año- para determinar las deficiencias del gobierno de la Nueva España que urgían ser corregidas.

Capitán de caballería (1580), primer beneficiario y poseedor del mayorazgo de Gutiérrez Altamirano, fundado por su padre en 1558. Dueño de propiedades en el valle de Matalzingo (una de ellas llamada Ecatepec) y de las estancias de Tultenango, Tlalcastitlán y La Ventosa, en Michoacán, encomendero de los pueblos de Calimaya, Metepec y Tepemachalco (18 de febrero de 1568). Desde 1571 fue constante benefactor de los recién llegados padres de la Compañía de Jesús. Se decía de él que era gran jinete a caballo. Otorgó testamento mancomunado con su mujer en México el 12 de marzo de 1596, ante Francisco de Cuenca, escribano de su majestad. Falleció en México en 1596 y sepultado en el templo de San Francisco, del cual fue gran benefactor por los donativos que dio para la construcción de la enfermería y la sacristía del convento. Suárez de Peralta, en sus Noticias Históricas de la Nueva España, dice que fue "un Caballero de los más principales y ricos del reino... honradísimo por extremo".

Contrajo matrimonio en 1558 (capitulaciones matrimoniales celebradas en México el 16 de junio de 1551 ante el escribano Turcios) con doña Francisca Osorio de Castilla, nacida en México. Aportó de dote 12,000 castellanos de oro de minas, ofreciéndole su esposo 10,000 ducados de oro. Presentó pruebas de limpieza de sangre en el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición el 23 de febrero de 1572. Falleció en 1609. Padres de: don Juan; don Fernando Altamirano, alcalde mayor de Michoacán casado con doña Leonor de Vera, hija a su vez del doctor don Santiago de Vera, gobernador de Nueva Galicia; don Luis de Castilla que pasó a España con el virrey Velasco y casó allá; don Pedro Altamirano y Castilla casado con doña Catalina de Cervantes Altamirano; don Lope Gutiérrez Altamirano, nacido en México (B: Sagrario el 29 de diciembre de 1575), presbítero y tesorero de la catedral de México; don José Altamirano; doña Juana de Sosa Altamirano casada con don Gaspar de Vera quienes se avecindaron en Oaxaca, siendo él hijo del doctor don Santiago de Vera; y doña Sebastiana Osorio de Castilla y Altamirano, quien en 1615 vivía en México viuda de don Francisco Mejía y casada en segundas nupcias con el licenciado don Francisco de Leoz, natural de Madrid y oidor de la Audiencia de México.

Abuelos: don Juan Gutiérrez Altamirano y Carrillo de Guzmán. Nació en Paradinas, Salamanca, de la orden de San Juan ca. 1500 (hijo de don Hernán Gutiérrez Altamirano. "el viejo", alcalde de la villa de Arenas de San Pedro y de doña Teresa Carrillo de Guzmán). En Ontiveros se decía que había sido alcalde de Arenas de San Pedro. Licenciado en cánones y apoderado de Hernán Cortés. Fue gobernador en la Isla de Cuba por nombramiento de Carlos V (real cédula 1524). En 1525 figura como juez de residencia y teniente de gobernador de la isla de Fernandina, repartidor de los caciques e indios de la isla, alcalde y capitán en ella por el rey; y ocupó ese puesto hasta que en 1527 vino a Nueva España. Corregidor y justicia mayor de Texcoco, de 1530 a 1533, año en que pasó de justicia mayor a Cuernavaca.

Recibido por vecino de México (15 de noviembre de 1527), obtuvo merced de solares y huertas (27 de septiembre de 1527, 31 de julio de 1528, 28 de marzo de 1530 y 17 de febrero de 1531) por parte del Ayuntamiento de México, construyendo en 1536 en el último de ellos sus casas principales (después casa de los condes de Santiago de Calimaya), para ello realizó el 31 de agosto contrato de construcción con Bartolomé Coronado, maestro de cantería, ante el escribano de la ciudad de México Martín de Castro, pagándole por la obra 450 pesos de oro de minas. Fue administrador de los bienes del marqués del Valle de Oaxaca, quien en recompensa a sus servicios le otorgó en encomienda el 19 de noviembre de 1528 los pueblos de Calimaya, Metepec y Tepemaxcalco, situados en el Valle de Matlalzingo, cerca de Toluca, para que él y sus descendientes los gozaran perpetuamente. Recibió unas estancias para ganado ovejuno en el pueblo de Metepec por merced del virrey don Antonio de Mendoza fechada el 13 de febrero de 1550. En 1553 le escribió a su majestad una interesante carta, dándole curiosas noticias del reino de México e indicándole la conveniencia de dictar ciertas medidas para la mejor gobernación del reino. Falleció en México el 1 de octubre de 1558 (E: convento de San Francisco el 2).

Testamento en México el 30 de septiembre de 1558 ante Francisco Díaz, escribano real, vinculando las casas de su morada y otras anexas en la ciudad de México frente al hospital de la Concepción de Nuestra Señora (conocido como de Jesús Nazareno) y unas estancias en los pueblos de Metepec y Calimaya en el mayorazgo conocido como "Gutiérrez Altamirano", previa licencia concedida por Carlos V y su madre en Aranda a 24 de julio de 1551. Dorantes de Carranza en su Sumaria relación de las cosas de Nueva España dice que don Juan fue "caballero de grandísima discreción y prudencia y de grandísimo consejo".

Contrajo matrimonio en Texcoco ca. 1532 –escritura de arras en México el 16 de mayo de 1532 ante Miguel López, escribano público y de cabildo- con doña Juana Altamirano-Pizarro y Maldonado, nacida en Extremadura, cerca de Medellín, posiblemente en ciudad de Trujillo (hija del licenciado don Juan Altamirano y de doña Mencía Maldonado). Era prima hermana de don Hernán Cortés, marqués del Valle de Oaxaca; de ahí que doña Juana Altamirano-Pizarro pasase a Nueva España en 1530, en el séquito de doña Juana Ramírez de Arellano y Zúñiga, esposa de Cortés. El marqués del Valle de Oaxaca la dotó al casarse con 3,000 castellanos de oro de minas (carta de pago en México el 16 de mayo de 1532 ante Miguel López). Falleció en 1541 (E: San Francisco “en la capilla mayor de la iglesia vieja, entierro del marqués del Valle por el deudo que tenía con él”); don Luis de Castilla y Osorio. Nació en Villabaquerín, Valladolid, en 1502 (hijo de don Pedro de Castilla Zuñiga y Portugal, señor de Villabaquerín y de doña Francisca Osorio, sobrina del marqués de Astorga). En España sirvió al rey en la guerra de las Comunidades y en las campañas de Fuenterrabía y Navarra (Cfr. Gil González Dávila, Teatro Eclesiástico de las Iglesias metropolitanas y cathedrales de los reynos de las dos Castillas. Vidas de sus obispos y arzobispos, y cosas memorables de sus sedes, Madrid, 1645-1700, T 1, p. 627).

Llegó a México en 1530 con su deuda la marquesa del Valle de Oaxaca. Participó en la pacificación de Jalisco y en 1531 estuvo al mando de la expedición contra Nuño Beltrán de Guzmán para reincorporar el territorio a la Nueva España. Regresó a España en 1532 y en 1534 estaba allí en Salamanca. En Madrid, el 13 de febrero de 1533, vendió 60 fanegas de tierra por escritura pasada ante el escribano Pedro de Castilla. Caballero de la Orden de Santiago (1534) y su comendador. En 1534 tornó a la ciudad de México y fue regidor y alcalde ordinario de su ayuntamiento, encomendero de Tututepec, en Oaxaca, con los pueblos que le eran sujetos: Chayuco, Comaltepec, Pinotepa la Chica, Quaquezpaltepec, Zuchipán y Jamiltepec y que conservaba en 1560 junto al pueblo de Nopala, asimismo en la costa del sur de Oaxaca, por los que percibía anualmente en dinero y maíz 3,000 pesos. Poseedor de haciendas de minas en Zacualpán, y de otras en Taxco, que le produjeron una gran fortuna. El 16 de junio de 1536 fue uno de los fundadores de la cofradía de la Santa Caridad fundada por conquistadores, quedando nombrado su contador. Poco después esta cofradía se unió a la del Santísimo Sacramento.

En 1544 combatió al lado de Pedro de Alvarado en la reconquista de la Nueva Galicia. Procurador de la ciudad (1549) y alférez real (1557). En 1559 acompañó a don Tristán de Arellano a la conquista de Florida. En 1560, el día de San Andrés, tuvo parte importante en las ceremonias fúnebres celebradas en México con motivo de la muerte del emperador Carlos V de Alemania y I de España; entre otras cosas en las que participó, fue en la procesión en donde portó sobre una almohada de brocado la cota real. Tomó parte en diferentes gestas con don Hernán Cortés, don Pedro de Alvarado y don Antonio de Mendoza. Fue encarcelado con motivo de la conspiración de don Martín Cortés y liberado por el virrey marqués de Falces. Baltasar Dorantes de Carranza op. cit. dice de él: "En las cosas de importancia se valían de su consejo y de su autoridad los virreyes. Sustentó gran casa, porque lo era, como de un gran señor, muchos caballos, criados, armas, gente y acompañamiento, con tanta grandeza que lucía tanto como casa muy grande de algún grande y fue tanta la riqueza que tuvo de aquella mina de Taxco, que pudo hacer toda esta muestra conforme a su corazón y deseos; porque hasta los vasos serviles de cocina y otros servicios eran de una pasta de plata y dió más en esta vida a pobres e hidalgos, que un rey muy liberal pudiera dar". Fundó mayorazgo por escritura otorgada en las minas de Taxco el 7 de febrero de 1565, ante Pedro Garcés, escribano público en ellas, con su encomienda de Tututepec y con las casas que tenía en la calle de Ixtapalapa (que luego se llamó del Relox).

Falleció estando ciego en 1584/5. Testó (E: capilla principal del convento de Santo Domingo). Contrajo matrimonio después de 1534 probablemente en Córdoba con doña Juana de Sosa y Cabrera, nacida en Córdoba (hija de don Lope de Sosa, gobernador y capitán general de la Gran Canaria y de doña Inés de Cabrera, quienes fundaron mayorazgo en Taxco el 7 de febrero de 1565). Llegó a Nueva España tras de haber obtenido licencia de pasar a Indias de fecha 5 de mayo de 1536 para reunirse con su hermano el tesorero don Juan Alonso de Sosa. Sus contemporáneos decían de ella haber sido “señora muy principal y de quien en esta ciudad se hacía mucho caudal”.

Testamento en México el 15 de abril de 1577 ante Gaspar Gentil, escribano de corte. Falleció en 1577 (E: Santo Domingo).
. AGN, Tierras, v. 2400, exp. 4, f. 76 (1572).
. AGN, Inquisición, v. 286, exp. 9, f. 76-77.
. Guillermo Porras Muñoz, El Gobierno de la ciudad de México en el siglo XVI, México, UNAM, 1982, p. 314.
. Cfr. María Elena Bribiesca Sumano et al. Catálogo de Protocolos de la Notaría número 1. Toluca 1566-1633, Toluca, Ed. del Gobierno del Estado de México, 1984, p. 49, n. 365.
. AGN, Inquisición, v. 286, exp. 9 (1609-1639), f. 1-89. Recogido por María Teresa Jarquín Ortega, en El condado de Calimaya. Documentos para la historia de una institución señorial, Toluca, El Colegio Mexiquense, A.C., 2006, p. 463-553.
. No se conserva el protocolo de este notario, ni nos ha llegado testimonio del testamento.

La referencia a este documento, se hace en un poder que doña María de Velasco Ircio, su viuda, otorgó en Madrid el 26 de noviembre de 1617, ante Diego Ruiz de Tapia, escribano de número, a favor de don Fernando Altamirano de Velasco, su hijo, conde de Santiago de Calimaya, residente en México. (Cfr. AHProtocolos de Madrid, v. 2306, f. 561 r y v).

. Antonia Heredia Herrera, op. cit., v. 5, p. 211, n. 888.
. AGI, Indiferente, 752.
. AGN, Vínculos y Mayorazgos, v. 229, p. 223-233.
. Capitán de caballería española (1591), maestre de campo de infantería española (1597), caballero de la Orden de Santiago (1597), castellano de Perpiñán y lugarteniente general del Rosellón y la Cerdaña (1600-1610), virrey de Mallorca (1611-1617), capitán general del Cambresado (1617-1631), mariscal de campo general del Palatinado (1620), comendador de Montiel y La Osa (28 de abril de 1621), consejero del Supremo de Guerra (1621), embajador en Londres (1622-1624 y 1629-1631), mariscal de campo general de Flandes (1631), mariscal de campo general y castellano de Milán (1634), gobernador interino el Estado de Milán (1635) y consejero de Estado (1636) y mayordomo del rey.

Falleció en Madrid el 23 de octubre de 1637. Sobre el marquesado del Espinar, una de las ramas del condado de Elda, consúltese el Nobiliario valenciano de Onofre Esquerdo, Valencia, Biblioteca Valenciana, 2002, p. 109 a 128.
. AGI, Contratación, 5427, n. 1, r. 11.

José Carlos Guillén Rincón Gallardo

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.

Navigation

En línea

En este momento hay 0 usuarios y 8 invitados en línea.

Languages